Saltar al contenido
Apuntes de enfermería

Consejos para enfermeros en su primer año como trabajadores

Consejos para enfermeros en su primer año como trabajadores

Consejos para enfermeros en su primer año como trabajadores

Graduarse de la escuela de enfermería y obtener su título es solo el comienzo de tu larga carrera como enfermera/o. Y si está en esa etapa ahora, probablemente te sientas nervioso, ansioso e inseguro sobre qué hacer a continuación.

Ahora, puedo decirte que no debes sentirte avergonzado, ya que todos las enfermeros nos hemos sentido así durante nuestros primeros contratos en hospitales.

Para comenzar tu nueva carrera como enfermero, aquí te dejamos algunos consejos valiosos que te ayudarán a sobrevivir tu primer año:

Nunca tengas miedo de hacer preguntas

La mayoría de las veces, nos enfrentamos a situaciones de vida o muerte y no queremos poner en peligro la seguridad de nuestros pacientes. Cuando no esté seguro de algo, simplemente haga preguntas a enfermeras veteranas. créeme aunque no lo parezca siempre habrá alguien dispuesto ayudar.


Conserva tu integridad

Siempre sé honesto contigo mismo y con los demás. Al final de un cambio brusco en la unidad, sera tu integridad la que te mantendrá en contacto con la dignidad de tu profesión


Escucha a tus pacientes

No importa lo experto que seas sobre problemas de salud, los pacientes conocen sus cuerpos mejor que tú. Podría pasar por alto un síntoma crítico con la enfermedad de tus pacientes si no escucha bien o no los toma en serio.

Además, no ignores a los pacientes solo porque están empezando a irritarte. No importa la frecuencia con la que te busquen o pidan, se paciente y descubran lo que realmente necesita.


Siempre prepárate para lo peor

Nunca sabrás lo que puede pasar en tu turno. Por lo tanto, siempre debes ir al trabajo preparado y recuerda verificar si todo en su unidad está funcionando antes de iniciar el turno


Sé asertivo

Incluso si dudas de ti mismo, no lo muestres. Los pacientes sacarán pueden sentirse nerviosos si notan que no estas seguro de lo que haces. Los médicos “abusivos” también tratan de menoscabarte por tu falta de experiencia como enfermero, si tiene una actitud asertiva lo evitarás.


Cuídate bien

No importa cuán ocupado esté su turno, no renuncie a su derecho de beber, comer o usar el baño. Los enfermeros tienden a pasar por alto sus propias necesidades.

Si eres un de esos enfermeros, pregúntate esto: ¿Quién más cuidará a tus pacientes si te enfermas?


Mantén la calma lo mejor que puedas

Habrá momentos en que se sentirá presionado, especialmente durante los códigos. Sin embargo, debes mantener la calma para preservar estabilidad mental. Puede tomar decisiones acertadas sobre la atención del paciente si mantienes la calma incluso en situaciones de alta presión.


Sé puntual

Cuando llegas tarde, incomodas a las personas con las que trabajas. Tendrían que tomar una parte de tu trabajo en tu ausencia nadie desea hacer el trabajo de otros. No seas una carga para tus compañeros.


Aprende a ser organizado.

Tendrás que aprender a organizarte cuando comiences a trabajar como enfermero. En este campo, las cosas que tendrás que hacer son interminables e incluso a veces pueden ser abrumadoras. Al estar organizado, puedes priorizar adecuadamente qué tarea necesita su atención primero.


Piensa antes de responder.

Nunca responda en blanco o sin pensar. En la profesión de enfermería, es difícil recuperar lo que ya ha dicho. Puedes Perder tu credibilidad con los pacientes y los médicos quienes encontrarán difícil confiar nuevamente en tu criterio.


No te quejes de todo

Estar en el mismo servicio que un compañero de trabajo que se queja incesantemente es un claro drenador de energía. No seas de esas personas que no dejará de quejarse de todo; a menos que quieras que tus compañeros te etiqueten negativamente. Solo recuerde que todos están en el mismo bote y a nadie le agrada estar cerca de gente negativa.


Estudia los medicamentos que está a punto de administrarle a tu paciente.

Busque cada medicamento en el manual de medicamentos de su unidad incluso ahora es mas fácil ya que puedes buscar esta información de manera digital desde tu dispositivo móvil.

La mayoría de los consejos para los nuevos enfermeros enfatizan la importancia de estudiar los medicamentos de su paciente.

Debes prestar atención a las interacciones con los medicamentos, las precauciones de signos vitales y las reacciones adversas. veras que con el tiempo, sabrás de memoria toda la información que necesitas.


Invierte en tus zapatos.

Caminarás mucho durante toda tu carrera y tus mejores amigos serán un par de zapatos que se ajusten bien. Los zapatos cómodos y duraderos te ayudarán a mantenerte en pie por más tiempo con poco o ningún dolor.

El dolor en la parte baja de la espalda y el dolor en los pies son problemas comunes de las enfermeros con zapatos mal ajustados.


No temas pedir ayuda

No estás solo en tu unidad. Si necesita ayuda para brindar atención junto a la cama, pregúntele a sus colegas amablemente. Luego, devuelve el favor cuando sea su turno de necesitar ayuda. Una carga de trabajo pesada se siente más liviana cuando hay trabajo en equipo en la unidad.


Aprende a admitir tus errores.

Admite tu error tan pronto como lo descubras. Como enfermeros, estamos tratando con la vida y la muerte en el trabajo.

Los errores son inevitables, pero es inaceptable cubrirlos y poner en peligro la salud de alguien. No tenga miedo de admitir sus errores, ya que sus mayores harán todo lo posible para ayudarlo a corregirlos y disminuir el daño.


Date un capricho de vez en cuando.

¿Tienes una mala semana en el trabajo? Premia tu propio trabajo duro con algo que realmente quieres. Esto podría servir como una de tus motivaciones para continuar por mal que pinte el panorama.

Sé el tipo de enfermera que querías tener como paciente.

A veces te sentirás de mal humor o fuera de lugar.

Cuando esto suceda, imagínate que eres un paciente en tu hospital o unidad de trabajo

¿Qué tipo de enfermera quiere estar a cargo de su salud? Usa este principio como un modelo para dar tu mejor esfuerzo en el trabajo.


Invierte lo más pronto posible en tu educación continua.

No puedes ser una enfermero regular toda tu vida. Debes desarrollar tu experiencia y sobresalir en el campo de la enfermería que deseas seguir. Tu mente y tu cuerpo aún pueden soportar el arduo trabajo en los hospitales, pero dentro de diez o veinte años, sentirás la necesidad de subir de nivel en tu carrera. Es mejor estar preparado para tu futuro como enfermero al principio de tu carrera.